sábado, 16 de agosto de 2014

Ser o no ser (crear o no crear)

Hace poco me he reencontrado con un amigo de los que tienen inquietudes artísticas. Lo saco a colación porque cuando hablamos de arte estamos habituados a consumir y no a crear, a demandar y no a ofrecer. Así que cuando me encuentro con alguien de los que están en el lado de los que ofrecen, me alegra considerablemente.

Me consta que tiene ideas pero no las plasma. 

-¿Qué tal con tus guiones de cine? – pregunté.
-Buff…tengo un montón de ideas…pero escribir duele.

Y claro que duele. 

A veces, escribir supone bajar a la mina a por oro. Otras, cuando todo fluye, no supone más que estirar los brazos y traer una porción de cielo.

3 comentarios:

Ninivé dijo...

Posiblemente de las entradas que ocuparían plaza en el podio de las entradas de la blogosfera.

Es gracias a ese esfuerzo de bajar a la mina", a esa inquietud, a ese ponerse en marcha ante el menor atisbo de una idea, que libros, cine, arte, ciencia, el mundo humano, no se detiene.

Es así :)

Ángeles dijo...

Me encanta tu visión del proceso creativo: bajar a la mina por oro o traer una porción de cielo.
Eso en sí mismo ya es literatura.

Saludos :)

Metalsaurio dijo...

Ninivé, exagerás un pelín, ¿no? jaja!

La mina es dura pero merece la pena. A veces cuesta verlo mientras se pica, pero qué bonito cuando asomas a la superficie con una historia :D

Ángeles, muchas gracias :)

Un saludo a ambos y perdón por el retraso en la respuesta.