miércoles, 29 de marzo de 2017

Décimo aniversario

¡10 años de Metalsaurio!
¡10 años de blog!

He buscado durante más de media hora un vídeo para acompañar la entrada de hoy. La ocasión lo merece y por estos lares he tratado de aunar literatura y música. Una parte de mí tira hacia los campos musicales por los que se suele pasear el blog y otra hacia el océano de músicas por el que navego desde hace un tiempo.

El metal ha sido una constante en el blog. No en vano, es el blog de Metalsaurio. Podréis imaginaros los que leáis esto que mi afición por este género nace bastante antes del blog y que los minutos que le he dedicado a escucharlo iban más allá de las canciones que han acompañado a las casi 460 entradas que he publicado. Con esto pretendo explicar mi dilema a la hora de escoger una canción para hoy. Cuando empecé con este blog llevaba en el reproductor de mp3 varios discos de hard rock y metal, y ahora escucho audiolibros en mi teléfono móvil y he incorporado el jazz a mis escuchas.

Confieso que me he sorprendido al darme cuenta de que he publicado 458 entradas desde 2007. Hubo un tiempo en que soñaba con dejar el trabajo y vivir de escribir. Os dará la risa. “¿Te creías acaso un Nobel?”. Siempre me he sentido satisfecho con mis escritos. Unas veces más otras menos. Con el tiempo, la cosa cambia y me sonrojo al recordar esa satisfacción por algún relato. Lo mismo me sucede con el libro que publiqué. Y sin embargo, mantengo una feliz calma al escribir y satisfacción cada vez que termino un relato. Siento además que he mejorado. Y aunque en estos 10 años no he dejado el trabajo para vivir de las letras, me anima a seguir escribiendo.

Más de una vez me preguntaron si no tenía pensado escribir una novela. Me animaban a hacerlo. Seguramente porque a la hora de leer somos mayoría los que nos decidimos por ese género. Yo también me lo he preguntado y la respuesta a día de hoy es que no. En el relato corto me siento a gusto. La mayor parte de las veces puedo empezarlo y terminarlo el mismo día y dar salida a más ideas que en una novela. Al menos, con más velocidad.

A los habituales, a Ángeles en primer lugar –por ser prácticamente la única que da señales visibles de vida−, MUCHAS GRACIAS por seguirme después de tanto tiempo y por aguantar la travesía en el desierto que, a nivel de blog, supuso 2016. A los que ya no me seguís, muchas gracias igualmente por haberlo hecho en algún momento. Y, finalmente, gracias a todos los personajes que habéis protagonizado o aparecido en mis historias. Este blog, es vuestro.

¡Y seguimos!



4 comentarios:

Ángeles dijo...

Anda! Así que esta era la esperada noticia. Pues sí que es una gran noticia. ¡Diez años! Casi nada.

Yo me consideraba un dinosaurio del blogueo por los nueve años que cumplirá Juguetes del Viento este verano. Pero claro, es lógico que un metalsaurio, cucudrúlico además, me supere.

Pues es genial que un blog se mantenga tanto tiempo, porque eso significa que quien está detrás se lo toma en serio (al margen de las circunstancias) y escribe porque le gusta de verdad, porque escribir tiene verdadero sentido, por sí mismo, sin más pretensiones.

Te agradezco la mención (para mí es un placer, me encantan tus historias y tus dibujos), y te felicito sinceramente.

¡Que no decaiga!




Metalsaurio dijo...

Sí, ¡cómo pasa el tiempo! Lo mismo que dices de mi blog es aplicable al tuyo :)

Y muchas gracias, por las felicitaciones!

A por más!

JuanRa Diablo dijo...

Enhorabuena, Metalsaurio

Mantener un blog durante diez años tiene mucho mérito. Te felicito

Metalsaurio dijo...

Muchas gracias, JuanRa Diablo!

Da trabajo pero tiene su recompensa. Bien lo sabes que también llevas unos cuántos años de experiencia en esto. Que más sabe el diablo por experiencia que por viejo...es así, no? ;)