sábado, 17 de abril de 2010

A salvo

Bajo una seta, un mundo y bajo el mundo, un cielo. Puedo encoger y que me acoja, empequeñecer y esconderme.


3 comentarios:

Carlos dijo...

Oh drúida de la tierra metalsáurica, es pequeño el cielo para esconderse del poder de la buena música :)

Buen finde a salvo!

Reithor dijo...

estás hecho un pitufo metalero :P

Gracias por pasarte. De Juliel... no ha llegado. De momento.

Un abrazo

Metalsaurio dijo...

Carlos, tienes toda la razón: cuando suena la buena música ni setas, ni mundos, ni cielos te pueden esconder...para el resto de cosas, sí :)

Reithor, ya volverá. Si la veo bajo la seta, te aviso :)

Un saludo.