viernes, 26 de noviembre de 2010

Paso a paso

Paso a paso, el libro sigue su curso: Hace un par de días lo registré y por lo que dijo la funcionaria que me atendió, muy amable ella, los efectos de protección ya cubren mi pequeña contribución al mundo de la propiedad intelectual, jeje! Únicamente falta que me den un papelillo que, por lo visto, tarda un mes y medio.

El siguiente paso es enviarlo a las editoriales para que, si es de su gusto, vea la luz en papel. Y a ello me pondré desde ya.

Al hilo de esto una reflexión: ¿en qué momento se convierte uno en escritor? ¿desde el momento en que escribe o desde que le publican su primera obra? De vez en cuando me vienen a la mente estas preguntas, que no son más que la repetición de otras que ya me hago desde hace tiempo y que hasta ahora no les he dado respuesta: ¿uno "es" la profesión de la que ejerce, los estudios que tiene o lo que le gusta hacer? Hay quien se identifica con su profesión, quien se presenta con sus títulos académicos por delante de su nombre y pocos por sus aficiones.

Quizá este último grupo sea el que menos adeptos cuente porque la inercia hacia lo fácil y a la convención social nos lleva a presentarnos y juzgarnos como la mayoría lo hace. Sin embargo, las circunstancias que vivimos, la manera en que las propiciamos y las interpretamos, nos individualizan y definen mucho más que un "yo soy médico / yo soy dibujante". Es por esto por lo que pienso que nuestros gustos y hábitos nos definen más que cualquier profesión o vagaje académico.

¿Vivo de escribir? No.

¿Mis estudios me acreditan como escritor? No.

Me gusta escribir y lo hago (la calidad con la que lo hago que la juzgue cada cual) como también me gustan otras cosas a las que también dedico mi tiempo.




Mil gracias a Chuzo por la lectura-detecta-fallos que ha llevado y sigue llevando a cabo :D

6 comentarios:

Carlos dijo...

Hola boas noites quillo!
Es eso, hoy me entero que van a ahorcar a una cristiana en Pakistán por llevar agua, hace poco lapidan a una iraní por según no sé que panda de... infringir no sé que ley, aquí que si condón sí pero no pero sí pero con matices, y por supuesto la violencia por como bien dices, por ser humanos y además no saber que se es humano.
¿De que va esto? Necesitamos una revolución, francesa o no da igual que gillotine a estos coranistianos!

Y ahora paso a leerte :)

Carlos dijo...

Yo creo que un@ es escrit@r desde que siente el placer de escribir (no vale tal acción en el trabajo o estudio :))
Pero tiene que haber algo más, porque entonces yo lo sería xD y no me considero tal, así que falta algo, pero sí que creo que se es cuando ya la idea de la novela, o texto nace en su mente y lo vive y construye. Es como el arquitecto o el músico, o no sé, cuando ya está en marcha el plano o la partitura ya se es, no ?

En fin, lo importante es que salga pronto tu libro y podamos leerlo! Incluso Piotr ha decidido aplazar su destino para verlo! :)

Un abrazo!

Gabriel Bevilaqua dijo...

Paso a paso se recorre un camino de diez mil millas dice, más o menos, un refrán chino. Y tú ya lo has comenzado, eso sí, espero que el camino te sea mucho más corto ;)

En cuanto al punto que planteas, ¿en qué momento se convierte uno en escritor?, es una pregunta, quizá desde el afuera, en el sentido que depende un poco de la opinión de los demás. De tal manera que llegar a la publicación constituiría un paso crucial para esa acreditación.

Pero tal vez una pregunta más importante sería ¿en qué momento uno comienza a sentirse realmente un escritor? Esta indagación viene del adentro y la respuesta está, claro, en cada uno.

Saludos y a seguir andando camino.

Metalsaurio dijo...

Claro, Gabriel, lo más importante es cómo uno se vea cada uno. Ya va bastante está el dilema de ser-parecer cuando se juzga uno mismo...si además le metemos la opinión que tengan los demás se complica (se enfrentarían a las mismas preguntas que se hace uno mismo, pero siendo más personas, también serán más las respuestas).

Y bueno, sí, pasito a pasito, se hace el camino, por largo que sea. Y lo recorrido ya nadie te lo puede quitar :)

chuflomanuel dijo...

Muy buenas,

pues no sé si eres escritor o no, pero tus historias me han gustado mucho... hasta vomitar.

Un abrazo, Saurio del Metal y muy buena suerte con el libro que está muy chulo.

Metalsaurio dijo...

jajaja! muchas gracias por tu ayuda! Me alegro de que en general te haya quedado buen sabor de boca tras leerlo.

Un abrazo.