martes, 1 de junio de 2010

Un toro llamado Muerte

Al hilo de los concursos que propone mensualmente la página Minificciones, Gabriel Bevilaqua, el ganador, especialmente bueno, como siempre, escribió el siguiente texto inspirado por la imagen que proporcionaban a tal fin:

EL MATADOR supo que eso de dejarle de pasar la pensión a su ex había sido una mala idea cuando vio que su hijo alentaba al toro.

E inspirado yo por su texto, escribo la versión del único inocente de la "fiesta", el toro:

El toro, incrédulo desde la pradera a los toriles, y a falta de poder aplaudir, agradeció a los que coreaban su nombre -¡muerte, muerte!- su presencia con una cogida inolvidable para el torero.




"Si intentas dar la vuelta al ruedo, la darás con los pies por delante", Siniestro Total

4 comentarios:

Lan dijo...

No me gusta el espectáculo de los toros. Y no puede decirse que no lo haya visto cientos de veces y no sepa de lo que hablo. Simplemente no me gusta.
Menos aún los festejos populares en pueblos y ciudades porque éstos, te gusten o no, se imponen por doquier y tienes que pagarlos y sufrirlos de un modo u otro.
No consigo entender qué saca la gente de estas cosas. Se le puede dar muchas vueltas a este asunto pero se hace tan cansado que me conformo con decir que no me gusta.
Saludos.

Metalsaurio dijo...

Saquen lo saquen, también sacan un animal torturado y, por eso, no me gusta.

Me alegra verte por aquí. Tengo algunos libros pendientes de leer, pero en cuanto pueda, me pondré con "Castro Bonaval": hoy he leído un párrafo (al azar) en el que se describe el "lux" ecléptico de la Puri y no he podido evitar reirme.

Un saludo.

Carlos dijo...

No me gustan las corridas de toro, y me dolería mas que terratenientes dijeran al personal "no tenéis trabajo que no hay toros" pero me sigo preguntando porque diantres hay que matarlos tras marearlos con trapo rojo. En fin...

Por cierto, me gustó mas tu micro desde el punto de vista del toro :)


*No creo que Chuk sobreviviera en Armaggedon

Metalsaurio dijo...

Carlos, como todos los espectáculos-negocios, los toros mueven dinero y, estoy contigo: aunque el toreo en sí no tiene nada malo, sí la tortura absurda e implícita que lleva asociada. (No estoy muy seguro, pero creo que en Portugal los torean pero no los matan)

"Claro que -dirán- si el toro vive lo podrán torear de nuevo y no necesitarán más toros y ganaremos menos pasta".

Por cierto, quizás hayas visto las imágenes de un encierro de vaquillas en la que la multitud para celebrar las fiestas del pueblo, le dan una buena paliza a una vaquilla...se le atrofian las patas delanteras, no puede andar...y al final muere. La misma mierda que tirar un cerdo desde un campanario o arrancarle la cabeza a un pollo a tirones porque es fiesta...Más nos valdría aprender a festejar sin torturas.

...Vaya rollo que he soltado :)

Y por supuesto, me alegro de que te haya gustado más la versión del toro (seguro que el toro también te lo agredece :) )

Un saludo.