viernes, 13 de junio de 2008

Bulldozer

-Si dependiese de mí, os mandaría a todos a la calle y con una patada en el culo. No hacéis más que cobrar y meteros en el cabeza mierda sindical y fútbol.

La situación estaba difícil en la empresa. Esa mañana, cuando el encargado llegó, su habitual cara de cenutrio estaba cruzada por unas cuantas arrugas en la frente. Más tarde, supe porqué: había pasado la noche tratando de memorizar conceptos difíciles, como “eficiencia”, “reducción de costes” y “expediente de regulación temporal”. Pero su cabezota era incapaz de asimilarlos y tuvo que recurrir a leer la nota que la gente de arriba le había pasado. Total, para nada, porque, en su apuro, dejó de lado la nota y no paraba de gritarnos y de mandarnos a tomar por culo.

Al final, incómodo, rezongando entre dientes dijo que le hacía falta alguien capaz de conducir un bulldozer. Pero que éramos unos inútiles y que seguramente ninguno de nosotros sabría.

La única complicación que encontré para obtener la licencia de conducir bulldozers fue la de reunir el dinero necesario para comprarla. No tuve más opción que recurrir a mis amigos…muchos de ellos, en la misma situación que yo...no buscaban una licencia para bulldozers, pero también vivían escasos de dinero…cosas de un barrio obrero. El caso, es que reuní el dinero. No estoy orgulloso de los métodos, claro, pero afortunadamente, la vida, y el mundo, dan muchas vueltas y, lo que no se perdona, se olvida.

Ahora, soy conductor de bulldozers: Destrozo y empujo lo que se me ponga por delante –lo que mi contrato dice que está delante-; pero algún día, destrozaré y hundiré el palacio en el que vives porque, aunque nacimos iguales, a ti te llevaron a casa en limusina y a mí, a pie. ¿Y sabes qué es lo mejor? Que sé que no es tu culpa. Pero a lo mejor sí lo fue de ese cro-magnon pariente tuyo, que, siendo el mono más fuerte, decidió que el oro era bonito y era suyo.

Quizá tampoco fuese culpa de ese simio imbécil, sino del azar…o de alguien de más arriba o más abajo.

Pero ahora, el bulldozer lo tengo yo.

6 comentarios:

kamilona dijo...

Hola.. hace algún tiempo atrás escribiste en una entrada mía.. no se el cómo llegaste a mi blog.. y yo no pase por el tuyo simplemente porque no sabia quien eras...
Vi que te gusta el metal.. cosa que a mi también me agrada mucho.. no sé mucho sobre grupos pero si escucho mucho uno que es de España.. WarCry..
debes de conocerlo obvio...
Lo segundo que quería comentar era sobre esta entrada, leí recién lo escrito ahí.. ¿tú lo escribiste cierto?
me agradó mucho como escribes..y bueno.. solo eso..
tan solo espero leer más sobre ti
Te cuidas mucho, adiós.

Grilo Do Demo dijo...

Juas. Si que tardaches pouco.

Pues seguiremos pasando por aquí periodically. O como se diga.

Metalsaurio dijo...

Hola Kamilona,

Pues sí que hace tiempo dejé un comentario en una entrada tuya, sí, casi ni me acordaba, jeje! Había llegado a tu blog a través de un comentario que dejaste en "discospowermetal" acerca de Seventh Avenue (por cierto, muy bueno ese disco, el Terium). A ver si me vuelvo a pasar por tu blog, que no he leído mucho de él, pero tenía buena pinta.

De Warcry conozco poco, sólo he escuchando dos canciones...y una vez vi al cantante, pero estaba callado, jeje!

Gracias por pasarte por aquí, y por el comentario :)

Grilo do Demo, unha boa nova velo de novo por aquí, periodically or not :)

(frequently mejor, no?)

lujomanuel dijo...

Saurio proletario. Te olvidas de que yo soy el dueño del pozo de petróleo que necesita tu bulldozer. Me descojono de tu sucio culo de obrero. No se trata de fuerza prehistórica ni nada por el estilo: el secreto está en el cerebro. Algún día, algún nieto que tengas, hijo de tu hija puta, cambiará el rumbo de tu familia de lisiados mentales. Hasta entonces, ya puedes ir al gimnasio y conducir tanques, buldozers o hidroaviones... que seguirás chupándome las zurraspas que me salgan del ano en día de tormenta pirrilérico, por mucho músculo duro e inútil que marques.
Limpiate el sobaco periodically!!!

Metalsaurio dijo...

Tu avaricia es tan grande como tu ceguera, lujomanuel. No olvides que los dólares también son ciegos y cambian de manos con facilidad...y que lo que hoy es tuyo, mañana ¿quién sabe?

En cuanto a mi torpeza mental, estás en lo cierto: el simio fuerte forzó a las monas más bellas a permanecer a su lado...reservando, así, las feas o taradas, a los demás; y pasó de tener descientes fuertes y bien alimentados, a descendientes bien alimentados e inteligentes (lo que sea por mantener el poder).

Y los demás...aunque sea tarde para mí, sé que evolucionaremos (si el mundo no revienta antes).

(me reí un montón con tu comentario :) )

rusomanuel dijo...

los inteligentes prefieren el onanismo... nadie se quiere como uno mismo... pero qué frío...
está bien, te dejaré un litro de gasoil...
qué agggggco de tarde...
abrazos y manos