domingo, 5 de agosto de 2007

Va de Comics

Atormentado durante los últimos meses, obligado a escuchar historias sobre Spiderman, hace unas semanas pensé que me daban el tiro de gracia cuando casi fui forzado a leer 12 números de la colección de Spiderman. Curiosamente, he sobrevivido. Y al menos, algunas dudas que tenía sobre el mundo de los superhéroes fueron resueltas:

Spiderman, como tantos otros superhéroes, se edita en varias colecciones, por lo que es posible que al llegar al kiosco y preguntes por un comic de Spiderman te enseñen, por lo menos, 5 distintos…totalmente distintos: guionistas, dibujantes, todo.

Spiderman, se hace mayor: sigue en el instituto, pero ahora como profesor. Sigue con Mary Jane (la única de su entorno próximo que sabe que Peter Parker es Spiderman –aunque en el comic que me dejaron, al ser una historia autoconclusiva, su tía también lo sabía) pero ahora casado.

Mary Jane, está buenísima y es supermodelo, pero no es su primera novia: su primera novia fue Gwen Stacy, a la que Spiderman mató accidentalmente mientras trataba salvarla (lo más probable es que hubiese muerto igual de no intervenir Spiderman).

Peter Parker y su mujer no se dan cuenta de lo ridículo que son algunos de sus diálogos cuando hablan de los malos, pero claro, no es culpa de ellos ya que son los malos los que tienen nombres estúpidos (propios de un niño de 10 años):

-Peter, ¿crees que habrá sido obra del Conmocionador, del Escorpión, del Hombre de Arena, de Electro, del Buitre…?

Joder, Peter. Sólo con escuchar esa pregunta deberías plantearte tu estilo de vida: eso de ir por ahí pegándoles a malos vestidos con mallas, con nombres incluso más ridículos que el tuyo, debería darte que pensar.

Spiderman, y los demás superhéroes se enfrentan siempre a los mismos “supervillanos” (les gusta auto denominarse así) porque éstos tienen en sus contratos matar a los superhéroes. Eso del contrato, que visto así, da mucha gracia, en el comic te lo dicen en plan serio…”los empresarios y el Gobierno –pero no el Gobierno de Clinton o Bush, puntualizan- pagan a supervillanos para que maten los superhéroes, porque sino, en algún momento, éstos superhéroes se encargarían de enchironar a los empresarios/políticos”. Al menos es una explicación.

En Nueva York hay crimen…pero no se entiende porqué: allí viven y actúan Spiderman, Los Vengadores, Los Cuatro Fantásticos, los Nosequés y los Nosecuántos (todos muy fuertes y con poderes especiales)

También me enteré de que hay un tio, que por la pinta, debe de ser malo, que se llama Omega man. Ole.




1 comentario:

javi dijo...

Por si te interesa, hay una canción de Police que se llama "Omega Man"...y mola bastante.
Y es bastante ochentera.
Bienvenido a la vida.